Informanet

14/6/14

Lo que Emilio González Márquez nos dejó

Guadalajara, Jalisco a 11 de junio de 2014. El peor gobernador que ha tenido Jalisco a lo largo de su historia, es sin duda alguna,  Emilio González Márquez, mejor conocido por el mote de "Etilio", apodo ganado por su desmedida afición a las bebidas espirituosas; también por la mentada de madre que les dio a los jaliscienses, por el desmadre que dejó por la zona del Parque Morelos-
supuestamente, ahí se iban a realizar los Juegos Panamericanos-, y diversos delitos como daño al erario público y al medio ambiente, delitos por los que debería de ser enjuiciado, al igual que, Francisco Cornejo Reynoso, Juan Sánchez Aldana, Carlos Andrade Garín, Jorge Sánchez (titular de Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público  (iprovipe) )  y a los
consejeros del Instituto de Pensiones, quienes gozan de absoluta y completa libertad e impunidad, disfrutando lo que se robaron.
Un ex gobernador inepto

Emilio González Márquez anunció el 24 de marzo de 2008 en una rueda de prensa, acompañado del cardenal Sandoval Iñiguez, que donaría 90 millones de pesos del erario para la edificación del santuario de los mártires, entregando un cheque con los primeros 30 millones.  
Intentando aparentar la perfecta división del trabajo entre los poderes civiles que y los supuestamente sólo espirituales, 
González Márquez justificó el donativo diciendo: “Sin desconocer que esta obra tiene objetivos espirituales de quienes lo impulsan, el gobierno del Estado ve la posibilidad de una gran derrama económica en la capital de nuestro estado. 

Cuando se dice que en el turismo religioso es importante en el mundo, que tiene capacidad de compra y deseos de visitar lugares nuevos, yo escucho derrama económica.
Y este es el interés del gobierno del Estado en apoyar el proyecto del santuario de los mártires de forma decidida”.
“No obstante-subraya , el escritor e historiador Fernando M. González, autor de La Iglesia del silencio, de mártires y pederastas,  en una entrevista que me concedió en la FIL 2009, comentó que, -el gobernador de Jalisco, cuando era presidente municipal, sin pensar en las consecuencias, sino solamente en homenajear al líder Anacleto González Flores, no reparó en los gastos de publicación para dar testimonio de sus creencias religiosas ni de su particular interpretación de la historia sobre el conflicto armado, utilizando un puesto de elección popular. Y. Sobre todo, pidiendo perdón a nombre de todos los tapatíos, al propio mártir y a su Iglesia."
Etilio, el pueblo no olvida tu famosa mentada de madre

El infatigable ex gobernador, no conforme con ese acto, decidió explicitar en una cena-el 23 de abril de 2008-, el denominado las razones de su manera discrecional de gobernar, lo que no es habitual entre los políticos maestros del eufemismo. Y, de forma por demás insólita, rompió con los parámetros habituales acostumbrados entre las autoridades civiles y religiosas, ya no digamos con los invitados a la mencionada cena y el conjunto de la ciudadanía (...). veamos cómo el gobernador respondió a quienes lo habían criticado por sus donativos discrecionales: “Yo tengo poco de gobernador, pero a lo mejor ya se dieron cuenta que a mí lo que algunos poquitos dicen me vale madre, así de fácil, yo sé lo que se tiene que hacer en Jalisco.
“(...) Señor cardenal don Juan Sandoval, qué desmadre traemos. ¿Sí o no?, nos estamos haciendo famosos, don Juan (...) Digan lo que quieran, perdón señor cardenal, chinguen a su madre”.
El escritor de este libro subraya: "Ahora bien, en su discurso, González Márquez se dirige en primer lugar a su pastor, el cardenal Sandoval, con quien juega puerilmente a pedirle disculpas por sus palabras. Quien mejor que su guía espiritual para que lo vaya purificando con absoluciones por las palabras que los muy hombres y bragados emiten , mientras no parece caer en cuenta del profundo desprecio que muestra por los ciudadanos del territorio en el que pretende gobernar, empezando por los de su propio bando, a quienes amalgama en una sola posición y pretende representar."
"Proyecto Alameda"
Por otra parte, por el rumbo del Parque Morelos, las casas que se compraron, pues ese lugar estaba destinado para que se realizaran los Juegos Panamericanos están abandonadas y algunas manzanas están bardeadas-el año pasado parecían que era parte de las explosiones del 22 de abril de 1992-, todo esto da una pésima visión al turismo, gracias a la ineptitud y negligencia del ex gobernador González Márquez.  Así mismo, en 2007, el ex alcalde Alfonso Petersen Farah comentó para el periódico El Informador del 15 de agosto de 2007: “Me parece una figura financiera muy interesante, ya que estos terrenos, después de su adquisición, serían licitados a los constructores que estén interesados en llevar a cabo la Villa Panamericana y posteriormente se buscaría su comercialización, con lo cual, nosotros pagaríamos de manera inmediata el crédito obtenido. El “Proyecto Alameda” es una oportunidad histórica para rehabilitar el Centro de la ciudad, que “no volverá a presentarse dentro de los próximos 50 años”.
Parafraseando y parodiando la canción Cien años: " Etilio, pasaste a mi lado con gran indiferencia, en ruinas me dejaste, después de prometerme que sería el Proyecto Alameda..."
Reacciones:

0 comentarios: