Informanet

2/10/14

La Cineteca Nacional inaugura ciclo sobre la figura femenina vista por Mizoguchi

La Cineteca Nacional inaugura ciclo sobre la figura femenina vista por Mizoguchi

  • El ciclo "La mujer en el cine de Kenji Mizoguchi", integra 14 cintas entre las que se encuentra La vida de Oharu y La emperatriz Yang Kwei-fei, emblemáticas en la carrera del cineasta nipón
  • La programación también incluye Kenji Mizoguchi: la vida de un director de cine, un documental sobre la vida del director
  • Se llevará a cabo del 2 al 23 de octubre en la salas Arcady Boytler y Juan Bustillo Oro  

 

Prostitución, inequidad de género y frustración, forman parte de las complejas situaciones por las que atraviesan las mujeres en el cine de Kenji Mizoguchi, director que filmó alrededor de 100 películas, en las cuales retrató aquellas convenciones sociales de la sociedad japonesa que obstaculizaron el camino hacia una liberación femenina.

Con el fin de mostrar una de las etapas más importantes del cineasta japonés, la Cineteca Nacional presenta el ciclo "La mujer en el cine de Kenji Mizoguchi" que se realizará del 2 al 23 de octubre en las salas Arcady Boytler y Juan Bustillo Oro. El programa integra 14 filmes que van de 1947 al año en que dirigió su última película, 1956. Asimismo, se incluye un documental dirigido por Kaneto Shindô que muestra la vida del director originario de Tokio.

El ciclo abre con El amor de Sumako, la actriz (Joyû Sumako no koi, Japón, 1947), película que relata la historia de Shimimura y Sumako. Él es un dramaturgo que busca separarse de la tradición Kabuki e incursionar en Ibsen y otros clásicos europeos. Ella, una actriz que da vida a Nora en la obra Casa de muñecas de Henrik Ibsen. Ambos lucharán por su amor y su proyecto teatral aún en contra de la familia y las convenciones sociales.  La cinta fue galardonada con el premio a la mejor actriz en el Mainichi Film Concours de 1948, por el papel de Kekkon (Kinuyo Tanaka).

En ese concurso, otra cinta por la que resultó premiada la actuación de Kinuyo Takana fue Mujeres de la noche (Yoru no onnatachi, Japón, 1948). Aquí, dos hermanas se introducen en la prostitución en el marco del caos moral y la devastación del Japón de la posguerra. Inspirado por las experiencias del neorrealismo italiano, Kenji Mizoguchi consiguió uno de los filmes más desgarradores de su carrera, grabado en locaciones auténticas de Osaka y con una vocación realista exacerbada.

La tercera cinta de la época de los 40 que forma parte del programa es Amor en llamas (Waga koi wa moenu, Japón, 1949). El guión corre a cargo de Kaneto Shindô y Yoshikata Yoda, quienes se basaron en la novela de Kôgo Noda.  Este melodrama, que resalta la crueldad, el dolor y la fe, muestra cómo Eiko, una mujer que busca la igualdad de géneros, viaja a Tokio para unirse al Partido de Liberación de la Mujer, donde conoce y se enamora del líder del organismo. Tras un incendio por el que son encarcelados injustamente, la protagonista conocerá la verdadera cara de los luchadores del feminismo. La historia está ambientada en la Era Meiji y producida durante la posguerra inmediata.

Reflejando una postura a favor de la liberación femenina, a través del estilo sobrio y contemplativo que caracterizaba a Mizoguchi, El retrato de la señora Yuki (Yuki fujin ezu, Japón, 1950) muestra a una mujer casada con un hombre despreciable que la humilla y despilfarra su fortuna familiar. Cansada, decide abandonarlo alentada por el hombre a quien ama. Sin embargo, su decisión desatará grandes desventuras.  

En 94 minutos, Mizoguchi consigue hacer brotar las emociones más dolorosas en La señorita Oyû (Oyû-sama, Japón, 1951), que relata el dilema en el cual entra Oyû, una madre viuda que tiene el deber de sacar a su hijo adelante dejando de lado cualquier interés por rehacer su vida.

Continuando con el guión a cargo de Yoshikata Yoda, quien en esta ocasión se inspira en una novela de Shōhei Ōoka, La dama de Musashino (Mushashino fujin, Japón, 1951) narra la triste historia de una mujer perteneciente a un milenario linaje de samuráis. Ambientada en los años posteriores a la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, la protagonista se enfrenta a un doloroso dilema cuando queda expuesta a una pasión prohibida que pone en riesgo la honorabilidad de su clan, para el cual la modernidad parece no existir.

Los reconocimientos a la obra de Kenji Mizoguchi continuaron en la década de los 50 en el Festival de Venecia, donde el director ganó el Gran Premio del Jurado y fue nominado al León de Oro por Mejor Película. Tales galardones derivaron de su trabajo en La vida de Oharu (Aikaku ichidai onna, Japón, 1952). En esta cinta, Oharu, avejentada y sobreviviendo lastimeramente como prostituta callejera ingresa a un templo religioso donde recuerda su pasado amoroso y laboral determinado por la adversidad y la tragedia. Con un soberbio manejo de exteriores y una narración que eslabona firmemente los elementos melodramáticos, Mizoguchi logra una de sus mejores cintas sobre la temática de geishas.   

En la película nominada al Óscar por mejor diseño de vestuario en 1956, Cuentos de la luna vaga después de la lluvia (Ugetsu monogatari, Japón, 1953), Mizoguchi reúne dos relatos sobrenaturales ubicados en el siglo XVI, durante una cruenta guerra civil. Elegantes planos secuencia y una fantasmal atmósfera son el marco historia, en la cual un alfarero es seducido por una dama espectral. El filme es considerado entre los mejores de la historia del cine, por el que Mizoguchi obtuvo el León de Plata a la mejor dirección en el Festival de Venecia de 1953.                                                                                     

Uno de los filmes menos conocidos de Mizoguchi, realizado en su periodo de mayor apogeo como cineasta, fue Los músicos de Gion (Gion bayashi, Japón, 1953)en el cual un adolescente se convierte en aprendiz de una experimentada geisha de Kyoto. Cansadas del maltrato que sufren por parte de algunos de sus clientes, ambas mujeres se rebelarán contra la rigidez social que las somete. Ambientado en el Japón de los años 50, este melodrama plantea un urgente cambio social.   

En Japón, durante el siglo XVII se acostumbraba castigar el adulterio crucificando a los amantes públicamente. En Los amantes crucificados (Chikamatsu monogatari, Japón, 1954)los protagonistas inician una relación clandestina impulsada por la codicia del marido de ella y patrón de él. Una vez descubierto su amorío, ambos huyen sin rumbo, tratando de escapar del rechazo social. Filmada en la madurez de Mizoguchi, destaca el manejo del plano secuencia para crear intensidad dramática. Con este trabajo el autor ganó el premio al mejor director en el Blue Ribbon Awards 1955, asimismo, fue nominado en el Festival de Cannes en 1955.

 En 1954 Kenji Mizoguchi y la actriz Kinuyo Tanaka orquestaron una dolorosa cinta sobre lo implacable del paso del tiempo, centrándose en la forma como éste afecta en particular la vida de las mujeres, tanto en el plano íntimo como en el social. Una mujer de rumores (Uwasa no onna, Japón, 1954) narra la historia de una viuda, empresaria en el distrito de las geishas de Tokio, quien se dispone a vivir con un médico al que ama. Sin embargo, el regreso de su hija, quien desprecia su forma de vida, complicará sus planes.

Considerada su última gran obra, La emperatriz Yang Kwei-fei (Yôhiki, Japón, 1955) expone a un emperador chino, incapaz de superar la muerte de su esposa. Sin embargo, se enamora e inicia un romance con una plebeya, momento en el cual las intrigas palaciegas y la envidia que provoca su felicidad tornan trágica la situación. En esta ocasión, el cineasta explota al máximo su deslumbrante fotografía en color y presenta una exquisita escenografía que remite a la China imperial.

El último filme de Kenji Mizoguchi, La calle de la vergüenza (Akasen chitai, Japón, 1956), es una lección de sabiduría cinematográfica en la cual la vocación realista del director no es un obstáculo para la emotividad. Los sueños de las prostitutas de un burdel ubicado en la zona roja de Tokio se ven continuamente destrozados por la sordidez de la realidad que les rodea. La cinta tuvo su estreno poco después de la promulgación de una ley antiprostitución, lo que provocó un inmenso éxito de esta pieza.

Kaneto Shindô, director de clásicos del cine japonés como Onibaba (1964) y Kuroneko (1968), es el cineasta detrás del documentalKenji Mizoguchi: la vida de un director de cine (Aru eiga-kantoku no shogai, Japón, 1975), sobre la obra, la vida y los tiempos del artista, evocados a través de los testimonios de algunos de sus colaboradores más cercanos, como el guionista Yoshikata Yoda o su actriz predilecta, Kinuyo Tanaka.

Es así que Cineteca Nacional retoma la obra de uno de los directores fundamentales de la cinematografía mundial, a través de este ciclo que refleja la urgencia de resonancias universales que convierten a las mujeres de Mizoguchi en ciudadanas del mundo entero, ansiosas de felicidad, independencia, amor y equidad.                                                                      

 

Ciclo Kenji Mizoguchi

Programación sujeta a cambios de último momento

Sala 4, Arcady Boytler

 

Jueves 2 de octubre

El amor de Sumako, la actriz

19:30

 

Viernes 3 de octubre

Mujeres de la noche

19:30

Amor en llamas

21:30

 

Sábado 4 de octubre

El retrato de la señora Yuki

19:30

La señorita Oyu

21:30

 

Domingo 5 de octubre

La dama de Musashino

19:00

La vida de Oharu, mujer galante

21:00

 

Jueves 9 de octubre

Los amantes crucificados

19:30

 

Sábado 11 de octubre

La calle de la vergüenza

19:00

Kenji Mizoguchi, la vida de un director de cine

21:00

 

Domingo 12 de octubre

El amor de Sumako, la actriz

19:00

Mujeres de la noche

21:00

 

Martes 14 de octubre

Amor en llamas

19:30

            

Jueves 16 de octubre

La señorita Oyu

19:30

 

Viernes 17 de octubre

La dama de Musashino

19:00

La vida de Oharu, mujer galante

21:00

 

Sábado 18 de octubre

Cuentos de la luna vaga después de la lluvia

19:30

Los músicos de Gion

21:30

 

Domingo 19 de octubre

Los amantes crucificados

19:00

Una mujer de rumores

21:00

 

Jueves 23 de octubre

Kenji Mizoguchi, la vida de un director de cine

19:30

 

Ciclo Kenji Mizoguchi

Programación sujeta a cambios de último momento

Sala 9, Juan Bustillo Oro

 

Martes 7 de octubre

Cuentos de la luna vaga después de la lluvia

19:30

 

Miércoles 8 de octubre

Los músicos de Gion

19:30

 

Viernes 10 de octubre

Una mujer de rumores

19:30

La emperatriz Yang Kwei Fei

21:30

 

Miércoles 15 de octubre

El retrato de la señora Yuki

19:30

 

Martes 21 de octubre

La emperatriz Yang Kwei Fei

19:30

 

Miércoles 22 de octubre

La calle de la vergüenza

19:30

 

Descarga información en:

http://prensa.cinetecanacional.net

 

Facebook: Cineteca Nacional

Twitter: @CinetecaMexico

 

Atención a prensa:

Teléfono: 41551245

 

Correo electrónico:

arodriguez@cinetecanacional.net

alan.rdz16@gmail.com

 

 


Reacciones:

0 comentarios: