Informanet

6/12/14

CHISPAS...

                                                      
  Por Adonay SOMOZA H.

México. D. F.  05/12/2014.-
ROBERTO GÒMEZ BOLAÑOS, CHESPIRITO Y EL CHAVO DEL OCHO, CONTINUARÀN EN NUESTROS CORAZONES. Los padres de Roberto Gómez Bolaños, fueron: la secretaria bilingüe Elsa Bolaños Cacho y el pintor, dibujante e ilustrador Francisco Gómez Linares. Estudió ingeniería mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México, pero nunca se graduó. Don Francisco Gómez Linares (su padre),  pintor de prestigio en aquellas épocas, falleció cuando Roberto tenía seis años. Y su madre, desafortunadamente no  conoció la fama adquirida con la serie El Chavo, quien falleció víctima de  por cáncer en el páncreas. Inició su carrera como creativa publicitaria, logrando colocarse en la radio y la televisión, y dedicarse, durante la década de 1950, al oficio de guionista; creando varios para películas  del dúo Viruta y Capulina, Gòmes Bolaños, se inició fugazmente como actor con el ya famoso dueto, en Dos criados malcriados, en 1960. Sin embargo,
dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir, contribuyendo con diálogos para guiones de películas y programas de la televisión mexicana. Su nombre profesional, Chespirito, se debe al director cinematográfico Agustín P. Delgado (director de cabecera de las cintas de Mario Moreno “Cantinflas”), derivado del diminutivo de la pronunciación españolizada del apellido de William Shakespeare (fonéticamente Chekspir), debido a la estatura de Gómez Bolaños y por el talento de este para escribir historias que asemejaba a las de Shakespeare. Entre 1960 y 1965, escribió guiones para los dos programas de mayor audiencia en la televisión mexicana: Cómicos y Canciones, así como El estudio de Pedro Vargas, de la cadena Telesistema Mexicano. En 1968, inició transmisiones la Televisión Independiente de México (TIM) y Chespirito fue requerido como escritor con la oferta de usar a su antojo una media hora semanal a su cargo. Así nacieron Los
Supergenios de la Mesa Cuadrada y su carrera como actor. En 1970 surgió su propio programa en la pantalla casera, él como Chespirito, asì como el personaje: Chapulín Colorado y en 1971, nace el famoso Chavo del Ocho. A mediados de los ochenta incursionó, sin éxito, con un programa dedicado a los periodistas: La Chicharra; asimismo creó personajes como el Chómpiras, el Doctor Chapatín, Vicente Chambón y Chaparrón Bonaparte. En una entrevista, comentó que el decidió añadir palabras con ch porque era usado en "muchas groserías en México". Tuve la fortuna de conocer a Don Roberto Gómez Bolaños, cubriendo mis órdenes como fotógrafo de espectáculos, en el Diario “El Sol de Mèxico”, igualmente evoco al personal técnico y a diversos periodistas cuando “cascareábamos”  en el extenso predio ubicado a espaldas de los foros (actualmente comedor y oficinas administrativas) Ahí también entablé relación amistosa con María Antonieta
de las Nieves, La Chilindrina; Carlos Villagrán (quien fue fotógrafo de espectáculos en el desaparecido “El Heraldo de México”; Rubén Aguirre, El Profesor Girafales; Edgar Vivar, el Doctor Barriga; y la que ordenaba en el foro, la señora Florinda Meza, quien generalmente se encontraba “ocupada” para reporteros y fotógrafos. Una de mis tantas visitas a televisa San Ángel, me impidieron el acceso a las grabaciones donde se realizaba el programa del Chavo; señalando que el piso se encontraba en reparación; pero un Flor Manànger, me comentó, en corto, que alguien se encontraba en total estado de ebriedad y por ese motivo,  ninguna persona ajena podía ingresar; pero las grabaciones se normalizaron al día siguiente y todos en paz. Don Roberto al ser designado director de Televicine, jamás fue altanero y nunca negó a los compañeros periodistas la entrevista solicitada. Particularmente charlaba con su servidor lo concerniente a los
actores jóvenes y su trayectoria, para todos los informadores tuvo un respetuoso y amable saludo. Supongo, a título personal, que me correspondió la mejor época o de  las “vacas gordas”, cuando el periodista era bien acogido en la pequeña sala de proyección en donde disfrutábamos filmes de riguroso estreno; al concluir la exhibición, los directivos, el jefe de Prensa Miguel Ángel Villarois y los  reporteros, degustábamos selectos bocadillos, ¿y porque no? también bebidas, de las conocidas, como  “espirituosas” (Se considera espirituosas a las bebidas con contenido alcohólico procedentes de la destilación), algunos abandonábamos las instalaciones de Televicine, como “arañas fumigadas”, frase acuñada, en su notas, por el sagàz reportero Edgar Galeana; la misma situación se propició cuando, el Lic. Ignacio  Sada Madero, fungió como titular, auxiliada por la siempre diligente Martha Solomon; fueron épocas de “bonanza
Televisa-Televicine”. Don Roberto Gómez Bolaños continuará viviendo en nuestros corazones; lamentamos profundamente su partida al más allá, donde prevalecerá su  famosa frase: “Síganme los Buenos”…
NAVIDAD: LA MÁS CONMEMORADA EN EL PLANETA. Por supuesto que todos nos unimos al júbilo para celebrar anualmente la Navidad, la festividad más celebrada en el Universo; y asombrosamente hasta los antirreligiosos y discrepantes de la Iglesia, se detienen para  celebrar a su manera este acontecimiento de salvación.  Es considerado como el recuerdo más notorio, y el más celebrado, que el mundo tiene de Jesucristo. Pero además de ser un recuerdo, la fiesta de Navidad, según los creyentes católicos, es una acción salvadora para el hombre actual. Es el Dios inmenso y eterno que desciende a tomar la condición humana e irrumpe en el tiempo del hombre para que éste pueda alcanzarlo. Nadie, aunque lo quiera, puede permanecer al margen de este misterio. El mundo y sus habitantes, los ateos y los enemigos de la Iglesia se detienen y celebran, a su manera, este acontecimiento de redención. Es la remembranza universal más disfrutada que ancestralmente se
conserva de Jesucristo. Pero, además de ser un recuerdo, la fiesta de Navidad es una acción salvadora para el hombre actual. Es el Dios inmenso y eterno que desciende, a tomar la condición humana e irrumpe en su tiempo, para que éste pueda alcanzarlo. Nadie, aunque lo niegue, puede permanecer al margen de este misterio. Sin excepción todo mundo acepta el acontecimiento del nacimiento del Señor como la fecha central de la historia, de la humanidad: antes de Cristo, o después de Cristo.  ¿Por qué fue seleccionada la fecha 25 de diciembre? Porque es  totalmente desconocido el nacimiento del Señor; en Oriente la misma fiesta, es exaltada el día 6 de enero. Y como manifiestan los eruditos en esta materia: tanto en oriente como en occidente, esta  fecha fue sugerida por celebraciones paganas dedicadas al culto del sol. La Iglesia en su afán de evangelización, transformó algunos templos paganos en cristianos, reemplazando la fiesta dedicada al
dios Helios (sol), por el Nacimiento de Cristo (auténtico Sol), que viene al mundo para iluminar al hombre. Hagamos memoria que desde el año 380, la Iglesia española celebraba la Navidad el 25 de diciembre y la Epifanía el 6 de enero. Para reflexionar…¿Cómo conmemoramos la Navidad?  Según la celebración litúrgica: Este misterio de Navidad se origina la tarde del 24 de diciembre, hasta la noche del día 25 y las fiestas paganas el día de Navidad es el 25 de diciembre, cuando se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico. Según escritos bíblicos, los evangelios no mencionan fechas, tampoco aseguran que Jesús naciera ese día; de hecho, el día de Navidad no  se reconoció oficialmente hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de
diciembre como fecha de la Natividad. En reducidas líneas, el árbol y postales de Navidad como la conocemos actualmente, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América. Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos nuevos (la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX). Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846. Y continuando con la tradición, el Espíritu Navideño, contempla  imagen de Santa Claus conduciendo su trineo con los renos y bolsas con juguetes; precisando que el citado personaje es totalmente invención estadounidense, y aunque la leyenda original de Papá Noel sea antigua y compleja, procede de San Nicolás, quien luce una jovial figura medieval. Dato curioso: en Rusia llevan
tradicionalmente un cochinillo rosa bajo el brazo. Pero, por lo pronto disfrutemos las posadas navideñas, y el 24 por la noche reunidos con nuestros seres queridos, escuchemos la Misa de Gallo en la iglesia de nuestra preferencia o en la suntuosa Catedral Metropolitana; sugiriendo, que esa noche mágica para la gente de buena voluntad, intercambiar regalos en el hogar y disfrutar la iluminación del primer cuadro acompañados por familiares y amigos. ¡Felìz Navidad para todos! 
CINETECA ESTRENA “LA GUERRA DE MANUELA JANCOVIC.  La cineasta Diana Cardozo, estrenó, el anterior 4 de diciembre en la Cineteca Nacional”, su film “La Guerra de Manuela Jankovic. Para dicho fin Diana manifestó, durante una conferencia de prensa, lo siguiente: “La Guerra de Manuela Jancovic”, transcurre en México durante el último conflicto de Los Balcanes; asistimos a una guerra lejana que impacta y trasforma la vida de seres hasta ese momento pacíficos. El filme delibera indirectamente con el momento histórico que vive México: la violencia casi generalizada, y lo peor, la naturalización de la misma.  Más allá de la tragedia que esto implica, es un asunto que requiere la reflexión de todos los actores sociales, y también del cine. La historia cuenta el vuelco de Manuela hacia el sinsentido y hace énfasis en lo determinante de las circunstancias; en un micro mundo que transgrede la dignidad del otro con enorme facilidad. Las dos
actrices centrales están afectadas por  por diferentes guerras; la de Lazla sucede en su memoria, siendo una sobreviviente de la Segunda Guerra; pero aquella historia vuelve y se encarna en el presente. Los viejos terrores cobran vigor y recaen sobre el ser más cercano y amado: su nieta Manuela (Manuela Jankovic, protagonista) y Mima Vukovic Kuric (La abuela Lazla), ambas señalan las batallas internas, quienes de distintas actitudes, experimentan las consecuencias de la guerra en un mundo aparentemente actual, donde la tragedia las persigue de distintas formas. El mundo está de cabeza y sin embargo la vida sigue su curso: Manuela crece, descubre el amor, experimenta su pérdida, y cuando el entorno se vuelve insoportable se refugia en la locura. En esa huida encuentra finalmente su destino trágico. Sugerencia: visitar la Cineteca para admirar esta cinta dirigida por la uruguaya Diana Cardozo a las geniales personificaciones de Manuela y su abuela
Lazla…
                                             Managua601@yahoo.com.mx
Reacciones:

0 comentarios: