Informanet

25/7/14

Ante la saturación en universidades públicas es indispensable tener alternativas para continuar estudiando.

 
Este 2014, el 90% de los aspirantes a la UNAM, IPN y UAM no obtuvieron un lugar para estudiar una carrera profesional.

- Esperar un año para realizar otro intento de ingreso a universidades públicas puede detener el desarrollo de los jóvenes como profesionistas.

 
 

Año con año llegan nuevos estudiantes llenos de expectativas a las aulas de diversas universidades para iniciar su carrera profesional. Sin embargo, este no es un escenario tangible para todos los jóvenes que tienen ganas de continuar estudiando, como puede suceder con los más de 100 mil aspirantes que este año no obtuvieron un lugar en alguna de las universidades con mayor demanda del país (UNAM, IPN o UAM).

Con todo, estas cifras revelan que la convicción para continuar los estudios no es un problema de nuestros jóvenes, sino que la saturación de lugares en determinadas licenciaturas o ingenierías deja fuera de estas escuelas a muchos de ellos, ante lo cual tanto padres de familia, conocidos y los mismos aspirantes deben contemplar un plan alterno para concretar este sueño, así como considerar diversas opciones para evitar el rezago de su educación y crecimiento profesional.

La saturación de la matrícula en las instituciones públicas se ha convertido en un problema que, en ocasiones, forza a los estudiantes a pausar sus estudios y, en algunos casos, a abandonar por completo la idea de desarrollarse profesionalmente a causa de la desmotivación que genera al no obtener una plaza. De igual forma, muchos estudiantes optan por estudiar una carrera distinta a su primera opción, lo que pone en riesgo su satisfacción personal, académica y profesional, si es que logran terminar sus estudios antes de desertar por desinterés.

Al respecto, Israel Magariño, Director de Ingresos de la UNITEC comentó:  “A causa del cupo limitado en la oferta de las universidades públicas, muchos estudiantes se ven rezagados en su desarrollo educativo y quedan en desventaja competitiva a la hora de insertarse en el mundo laboral, perdiendo tiempo sumamente valioso que impactará en la edad y en el período en el que iniciarán su vida profesional. Otro aspecto que también es importante valorar, es que la elección de la carrera a estudiar no se haya hecho al azar o dependiendo de la cantidad de espacios otorgados por la universidad a la que se aplicó, ya que esto afecta gravemente el plan de vida del estudiante al garantizarle un futuro profesional no compatible con su vocación ni sus intereses, mientras que otra consecuencia puede ser el abandono de los estudios al no sentirse identificado con la carrera elegida.”

Hoy en día, existen diversas opciones para continuar con la preparación profesional, pero lo esencial y más importante es cuidar que estas posibles opciones garanticen la excelencia académica a través de planes de estudio actualizados, instalaciones adecuadas para el aprendizaje (laboratorios, simuladores, talleres, etc.), profesores comprometidos, prestigio y, en el caso de universidades particulares, que cuenten con colegiaturas accesibles y programas de apoyo económico. Considerar estas alternativas puede evitar el rezago académico y la fragmentación del plan de vida de los jóvenes, además de que promueve la inserción temprana al campo laboral.

“Detener uno o varios años los estudios significa perder el ritmo de vida que se lleva y una pérdida económica irrecuperable al iniciar la vida profesional tardíamente; incluso, se convierte en un obstáculo para solicitar empleo, dado que el mercado laboral actualmente valora mucho a quienes se encuentran estudiando, o que previamente han combinado esta actividad con el trabajo”, agregó el Director de Ingresos de la UNITEC.

Es por esto que la mejor opción es abrir el panorama y adoptar una postura que ayude a continuar con la preparación, tanto académica como profesional de los jóvenes, para lo cual se puede establecer un plan de acción en el que se considere más de una institución para cursar la carrera de su elección, ya que de estos factores dependerá, en gran medida, el éxito de su desarrollo profesional.

Para más información descarga la presentación
“INVIERTE EN TU EDUCACIÓN Y RECIBE BENFICIOS PARA TODA LA VIDA.”

 

ACERCA DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE MÉXICO

Con el respaldo de cuatro décadas de experiencia y 150 mil egresados, la UNITEC cuenta con cinco  planteles en la Ciudad de México y zona metropolitana, donde ofrece estudios de preparatoria, licenciaturas e ingenierías, y posgrados en diversas áreas de especialidad. Su fuerte enfoque hacia el empleo y la calidad educativa son ingredientes fundamentales en el diseño de fórmulas de estudio que responden a las demandas expresadas por el mercado laboral, agilizan la inserción de sus estudiantes en ese mercado y se adecuan a las necesidades de alumnos que estudian y trabajan.

  
 
Reacciones:

0 comentarios: