Informanet

4/1/15

Presentación del libro: Usando los cristales Aprende a programarlos, cuidarlos y aprovecharlos para tu sanación


Por Héctor Medina Varalta

 

Guadalajara, Jalisco diciembre de 2014. El universo desde un plano  astral superior, nos ofrece el apoyo  de los maestros ascendidos entre los que figura en forma destacada Saint Germain, quien ha elegido a Akari Berganzo como su canalizadora. 

El libro que ponemos en tus manos constituye una práctica e importante guía sobre los distintos cristales  y su utilidad para diversos fines: amor, protección, fortaleza, salud, relajación, sanación, trabajo, desarrollo espiritual, energía, solución de conflicto, limpieza emocional  y mucho más. Aquí aprenderás  a elegir  los más adecuados  para ti  y tus circunstancias, en qué  áreas  te ayudará  cada uno, cómo conservarlos  y cuidarlos, cómo usarlos  según su color  y cómo prestarles soluciones programarlos y limpiarlos. Entérate de cuáles son los más adecuados  según los grupos de edades y los propósitos que se tengan.Adéntrate en los mensajes que los cristales envían a la humanidad, practica los ejercicios y meditaciones presentados, decreta con Saint Germain para aprovechar estos sabios elementos de la naturaleza y conoce hermosas leyendas sobre ellos.   En el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL), el Grupo Editorial PAX y Akari Berganzo presentaron el mencionado libro, canalizado por Saint Germain-según Akari-. De acuerdo a nuestra entrevistada, los cristales son minerales y estos son parte de la energía de Dios y de la Tierra. Es algo muy normal. Lo que sucede es que algunas personas los han satanizado, ya que existe mucha desinformación. "Hace días en curso que impartí acerca de los cristales, uno de los asistentes mencionó que los cristales son malignos. A lo que le mencioné, que no hay cristal maligno; es como decir que hay un árbol maligno. Lo que sucede es que la gente utiliza mal las herramientas que la naturaleza nos ha dado. Esto es muy triste, pero no tiene la culpa el mineral. De hecho, los minerales son tan sabios, que si alguien quiere usarlos para dañar a otra persona van a mandar dos señales electrónicas: la primera es para pedir al universo que le dé una lección karmática, ya que eso no está bien, y la segunda, va a lanzar una señal más fuerte para desprogramarse y evitar que los quieran usar para hacer mal; así de sabios son los cristales. De alguna manera se auto protegen, se autorregulan y son una maravilla; un mundo fascinante, porque no podemos hablar de que los cristales son seres vivos a nivel antropológico, pero si podemos hablar de que son seres vivos a nivel energético y metafísico."  

Los cristales tienen vida Más adelante, Akari mencionó que muchas personas piensan que una piedra no está viva porque no camina, no tiene desechos orgánicos, no tiene una voz física sino telepática; y ante el universo y contextos metafísicos, todo ser que genere por sí mismo energía está vivo. Los cristales por sí mismos generan energía; por lo tanto, son seres vivos en contexto metafísico. Los cristales pueden sanar nuestras vidas, por ejemplo, la pirita, que antiguamente le llamaban el oro de los tontos porque se da en las mismas minas del oro, ya que cuando la gente lo encontraba creía que era oro y que ya era rica. Lo interesante del caso, es que la pirita genera dinero y actúa hacia la velocidad de la luz. Si uno tiene una bronca de dinero, lo que se necesita es poner un poquito de pirita en la cartera o en el monedero; lo primero que va a evitar es que uno tenga fugas de dinero, lo segundo que hace es que realiza que llegue dinero inesperadamente: un contrato por acá, un trabajo de otra índole extra para ayudar a la persona a nivelar sus finanzas. Por otra parte, la turquesa es el cristal de la felicidad; nos ayuda muy bien a que nosotros podamos estar fluyendo felices; el jade es protector los órganos de la garganta, bronquios, laringe, es decir, si uno tiene un problema de asma o de traqueobronquitis, se pone un jade y nos protege que empeore la situación, pues nos da el marco energético para poder sanar. Por otra parte, el cuarzo rosa nos ayuda a generar amor; si uno tiene problemas con la pareja hay que colocar unos cuarzos rosas entre el colchón y la base, y mejorará mucho la comunicación, la empatía, la confianza y la ternura. También podemos encontrar a la amatista; este cuarzo es un sedante natural, si uno no puede conciliar el sueño, basta colocar una drusa de amatista debajo de la almohada y uno caerá dormido en dos minutos, sin tener que doparse con medicamentos, sin tener que pasar horas viendo el reloj, además, uno descansa.

La Atlántida También uno puede evolucionar con la ayuda de los cristales, porque también son maestros energéticos que nos pueden dar respuestas impresionantes, dan mensajes telepáticos, en los sueños, hacen que lleguen cosas maravillosas a nuestras vidas; depuran las cosas que tienen que salir de nuestras vidas, que ya no tienen ya mayor razón de ser, ni de estar ahí; ayudan a romper vínculos destructivos con personas tóxicas. “Entonces, ¡caray!, hay que dejar que los minerales sanen nuestra vida; ellos están deseosos de prestar este servicio, nada más que nosotros los ignoramos porque nos da miedo a lo desconocido, o hay personas que ha tratado de utilizar los cristales para el mal, entonces a la gente le da un poco de miedo acercarse a los cristales. Asimismo, otras personas no los utilizan por el costo, porque son muy caros en piezas grandes, pero no necesariamente necesita un cristal de siete kilos para poder trabajar con ellos. Por ejemplo, para atraer el dinero, con un cristal chiquito se puede lograr perfectamente el flujo energético para que entre el dinero, si alguien, por ejemplo, quiere un cristal para sanar una anorexia, una bulimia o un cáncer, pues existen cristales que sanan y son una maravilla, se necesita uno de dos o cuatro kilos, pero es porque van a trabajar cosas muy intensas y muy complejas. Por lo tanto, se necesita un campo vibratorio mucho más amplio; hay cristales que se denominan maestros porque tienen un campo energético infinitamente mayor, pero la gente no lo sabe, pero en realidad los cristales terrestres hace mucho tiempo estaban a una capacidad muchísimo más grande; con decir que había bibliotecas universales como la de Alejandría que tristemente desapareció, pero eran bibliotecas que estaban concentradas en el corazón de un cristal; los cristales guardan información, son almacenadores de información. Es decir, si uno quisiera guardar información en un cristal todos los libros que se presentan en la FIL año tras año, el cristal almacenaría toda esa información y estarían ahí para que en el momento que uno quisiera, llegar y conectarte con el cristal para pedir la información necesaria de ese momento. Lo que sucede, es que se dieron cuenta los seres de luz del universo que las antiguas civilizaciones no eran tan civilizadas y por eso pasó lo que pasó: se perdió toda la información recopilada, se hundieron continentes como la Atlántida; en el momento en que se hunde la Atlántida, lo que sucede es que los cristales se desprograman, ya que de acuerdo a ellos: “Somos demasiado poderosos y la gente no nos sabe utilizar constructivamente. Entonces, se desprograman, pero se reprograman de uno a diez por ciento de su capacidad. Por esta razón, en la actualidad están trabajando, repito, del uno al diez por ciento de su capacidad, si con lo poquito que están programados y teniendo en cuenta que tienen unos tabuladores de seguridad para que la gente no haga cosas malas con elloslogran desde sanar un cáncer, una bulimia, una anorexia, de solucionar un problema económico, de conseguirnos un trabajo, de hacernos vibrar en amor, quitar una depresión e intenciones suicidas, si son capaces de hacer eso, imagínate lo que podrían hacer por nosotros y por el planeta, si estuvieran a su máxima capacidad. Incluso es impresionante, porque haz de cuenta, que los cristales en su interior, tiene una rejilla energética numérica, entonces, en función de cada cuadrilla numérica, reciben y emiten información; por eso hay cristales que de un lado están más concentrados de energía.

Aprenda los secretos de los cristales Por otra parte, hay cristales que vibran a una potencia más alta que otros; y hay cristales de energía masculina y femenina. Para la sanación, los cristales masculinos son muy buenos: da una energía inmediata y una respuesta muy fuerte, pero por ejemplo, si tengo mucha energía o soy bipolar o hiperactiva, no puedo trabajar con cristales masculinos porque me van a alterar más: me van a poner a volar, a volar y a volar, y no voy a poder ni aterrizar. En este caso, se tiene que trabajar con cristales femeninos, que son una energía tranquilizadora, sedante, suave, relajada y nos van a nivelar. Es algo maravilloso lo que pueden hacer por nosotros. El libro está abarcando muchos aspectos: leyendas de cristales, decretos con cristales, meditaciones con cristales, hay clasificación de los cristales, hay investigaciones sobre los cristales, porque nos dicen qué grupo de pertenencia hay: silicatos, fosfatos, hidratos,  hidratos, carbonatos,entre otros tantos y, aparte nos dice qué tipo de cristales hay por familia, por elemento, nos da las características de los que trabajan los cristales de ese color y de esa tipología. También hay una parte, en la cual el maestro Saint Germain nos está dando referencia a cómo cuidar estos cristales y cómo depurarlos, ya que también se tienen, porque también se tienen que purificar de todo lo que nos quitan, cómo energizarlos. Nos habla también, por ejemplo, de la parte de la investigación de lo que tenemos que hacer y de que cristales no podemos hacer contacto  directo, porque esto la mayoría de las personas no lo sabe, pero es una realidad: hay cristalestóxicos radioactivos y cancerígenos; no todos los cristales los puedo adquirir y llevarlos a mi casa, puede ser que envenene a alguien, puede ser que tengan sales tóxicas que se desprendan y, por ejemplo, muchos minerales que tienen arsénico; cómo se va a llevar uno a su casa un mineral venenoso. Normalmente el profe Saint Germain nos proporciona la indagación, ya que los libros de cristales normalmente no traen esta información, pero nosotros consideramos que es de vital importancia que la gente entre al mundo de los cristales, pero no lo hiciera en base cerrada, sino a través del conocimiento, que sepa: qué minerales pueden tocar, qué minerales se pueden llevar a su casa y qué minerales pueden trabajar con ellos, pero únicamente a través de una fotografía de ese mineral y a través de una meditación, invocando a la energía de ese cristal.

Aprendiendo a limpiar los cristales Uno de esos tóxicos, por ejemplo, es la serpentina, y hay muchísimos más; el asbesto es uno de los cristales que no son muy buenos, pues nos pueden generar problemas. El  profe Saint Germain nos da el conocimiento de que cierto tipo de cristales no hay que tocarlos, ni llevarlos a casa, pues lo más terrible es que están a la venta en Internet y físicamente en tiendas de minerales; muchas veces los vendedores no conocen suficiente los cristales y pueden confundir uno que es tóxico con uno que no lo es, y venden un mineral por otro. Por poner un ejemplo, si yo no conozco un cristal y lo compro me puedo meter en un problema. Que le quede muy claro a la gente cuales son los minerales que no pueden utilizar, por ejemplo, los que pueden dañar los pulmones, algunos ejemplos son la Adamita, Annavergita, Arsenolita-su nombre lo dice, es arsénico; también encontramos a Arsenopirita, Baritina, Calcosina,Carnalita. Lo interesante del caso, es que estos cristales suelen ser muy bonitos de colores muy llamativos. Hay que recordar que la naturaleza, los colores muy llamativos suelen ser una advertencia de peligro, y como son tan bonitos se antoja comprarlos y llevarlos a casa. Entonces, en el libro los lectores tienen una guía  para que la gente vea cuáles cristales no pueden llevar a su casa, pero sí puedo trabajar con ellos astralmente. También podemos detectar un cristal cuando energéticamente está agotado, que ya no tiene energía, cómo purificarlo, cómo puedes sanar tu vida con cristales. En el libro, el lector también encontrará unas tablas en las que combate los problemas de tiroides; el cristal es el epidoto, y hay otro en el que si se tiene un estado de amnesia, la galena la combate. Hay muchas cosas que están combatiendo los cristales, bastante interesantes: problema de gota, infertilidad, migrañas, mareos, riñones, quemaduras, depresión, páncreas: citrino, ónix, rodocrosita son de gran ayuda. El libro está diversificado: cómo cuidar al cristal, qué tipos de cristales se pueden limpiar en agua, cuáles en incienso, cuáles se van a limpiar en el congelador, en baño de luna, baño de sol, baño de árbol, baño de sal, por ejemplo, la malaquita y la zurita no se pueden limpiar con sal, porqueproducen una reacción química y se desintegran. Hace el efecto como el de un Alka Seltzer, que al ponerlo en agua produce efervescencia y se desbarata, lo mismo le pasaría a una malaquita o a una zurita, si se mete a un baño de sal o a un baño de arena, ya que la arena marina tiene sal. Ese es el tipo de conocimientos que tenemos que saber para cuidar los cristales, programar el cristal; las leyendas; cómo puede uno atraer amistades con el uso de cristales. El libro también contiene decretos para trabajar con cristales. Por lo tanto, de alguna manera, el texto está bastante equilibrado. Es un libro en el que le batallamos mucho para que los lectores tuvieran un material bonito, fácil de leer, que pudiera fluir, ya que va diciendo cada cosa: para qué sirven, cómo invocar a los cristales; los cristales según la edad, porque en rango de edad, vibratoriamente, porque en rango de edad, hay cristales que son idóneos niños o los abuelitos; más idóneos para la gente joven; más idóneos para los adultos., la guía es bastante extensa; los cristales maestros que son como son. El libro incluye un CD para que el lector pueda ver un pase de diapositivas e imágenes de muchos tipos de minerales para que los lectores se enamoren y sepan con cuáles tienen más empatía. Además, tiene un poco de música, ya que me tocó ser mezcladora de música, pero lo hicimos con mucho amor. Esperamos que a los lectores le sea de utilidad y también esperamos que este humilde trabajo de canalización e investigación, ya que es un libro que no todo está canalizado, pues no quiero atribuirme cosas que no hice. La realidad, es que sí tiene investigación. Yo no soy geóloga, si lo fuera, tal vez no hubiera requerido esta investigación, pero el libro lo requería

Reacciones:

0 comentarios: